jueves, 8 de febrero de 2018

GUERRA ECONÓMICA Y SAINETE DE LOS ATUNEROS. OTRA VEZ LA MAFIA DE LA PESCA


Por : ELIGIO DAMAS


            Anoche, por VTV, después de  haber dejado este artículo a medio terminar, escuché la noticia y hasta vi el video que apoyaba la misma, según la cual los dueños o gerentes de los barcos atuneros que mencionaremos abajo, se “comprometían” con un funcionario del gobierno que no pude identificar, supongo el ministro del área, con el cual ya antes habían asumido la obligación incumplida de traer al país, como quienes algo nos regalarían, pero no ya, sino dentro de 25 días, una cantidad en apariencia grande de kilos de atún. Incluso el ministro, tome en cuenta el lector y no olvide, porque el gobierno posiblemente todo esto va a volver olvidar, puso precio de 35 ó 40 mil bolívares por kilo. Tome en cuenta el lector, cuando se entere, por qué comenzamos con esto, que la información no dice que están entrando los barcos con esa carga, sino dan un plazo como para que vayan al pacífico y regresen a cumplir el compromiso. Eso indica que pudieran haber estado dispuestos a seguir haciendo lo que venían, si no se produce la denuncia de la cual hablaremos abajo.            
            Lo de la pesca es una versión de la guerra económica que el gobierno como si se la hace así mismo o por olvidadizo deja se la hagan. Aunque para ser justos, este y la mafia parecieran “encambimbarse” para hacérsela a los venezolanos, sobre todo a los pobres. Debo advertirle a algún purista que aparezca por allí que “encambimbarse” es un verbo  del lunfardo, por lo menos cumanés, que quiere decir ponerse de acuerdo con oscuros fines.
            Tengo un amigo que no olvida, y con eso me jode porque él es opositor de vieja data, recordándome como Maduro se hizo filmar hace un año en un buque atunero que llegó del pacífico, de esos del convenio venezolano con una flota supuestamente extranjera a la cual se le financia con dólares preferenciales, combustible casi regalado, a traer un poco de su carga y nos dijo a nosotros, “a partir de ahora podrán comerse su parrilla de lomo de atún a precio solidario”. Apenas llegó a Cumaná, la carga fue vendida a uno o dos empresarios y a un precio como de aquí a la luna del que sugirió el presidente. Por supuesto, no abundó quienes se pudiesen comer esa parrilla de lomo de atún. Entre los pocos que lo hicieron fue Maduro, hasta en el puesto de mando del propio barco.
           El mismo presidente, seis meses después, lo que quiere decir también hace seis meses, en una de esas comparecencias públicas, creo si mi memoria no me falla, cuando se instaló la ANC, denunció que hasta ese momento, del convenio pesquero, no dijo atunero, es posible haya dicho así porque a él el pescado no le gusta o no sabe nada de eso, tal como que el casabe tampoco le sabe a nada, a las rentas nacionales no le había entrado ni un dólar y ordenó, al funcionario a cargo de eso y quien aquello firmó por Venezuela,  abrir una averiguación, con lo que quiso decir, por lo menos así lo vi yo, que este no sabía nada o como decimos los cumaneses “se estaba haciendo el mogollón” o jorungándose la nariz. Quizás, pudiera ser, según lo habitual que uno observa, se le olvidó esa obligación.
            Días atrás, traté lo relativo al tajalí, especie a la que ahora, según un amigo de Margarita, llaman el “oro gris”, el bagre y la raya,  por lo que me limitaré a poner los enlaces de manera que quien lo crea necesario se entere de aquellos asuntos. https://www.aporrea.org/economia/a257976.html y https://www.aporrea.org/contraloria/a258031.html.
             Lo que sí puedo informar, pues acabo de llegar del mercado, porque lo hago como cualquier ser humano que vive la vida tal como es, las especies que hago mención en esos trabajos ya rebasaron los precios que enunciaron llegarían en vista de la inflación misma y del control que los caveros y chinos están ejerciendo en la distribución de esas mercancías. Por ejemplo, la raya que hace poquito, en diciembre estaba ya encareciendo, bárbaramente estaba en 90 mil bolívares el kilo, hoy su precio es de doscientos cincuenta mil. Es decir, comer ese “mata hambre”, como le llamó mi amigo de Margarita, se volvió una vaina de lujo.
            Hoy domingo 04-02-18, José Vicente Rangel en su habitual programa, inesperadamente para nosotros, vuelve sobre el mismo asunto y denuncia, palabras más o menos, que una flota atunera extranjera, compuesta por 25 barcos que operan en el pacífico por cuenta de Venezuela, dado el derecho que tenemos a ello, por lo que reciben sus dueños dólares preferenciales y combustible prácticamente regalado, no ha aportado todavía un dólar a las arcas nacionales, a lo que está obligada por el convenio y también incumple lo de traer al país una parte importante de lo que pescan o compran, pues según Rangel, apenas lo hacen con una cantidad insignificante.
            No sé si son cosas de uno, por eso de estar siempre como buscándole cuatro patas al gato, pero esta denuncia de José Vicente, pareciera ser exactamente la misma que hizo hace seis meses el propio presidente en la ANC y por la cual ordenó al ministro respectivo hiciese las gestiones del caso.
            Esta denuncia aparece muy asociada y como hasta pegada en el tiempo a la con que iniciamos este trabajo. Es decir, como bastó que Rangel denunciase aquello para al día siguiente, el “ministro de pesca” – supongo hay uno, aunque no sepa que es un anzuelo, el de pescar peces, pero sí de muchas cosas –llamase a su despacho a los gerentes de la flota pesquera y les dijese más o menos esto:
            -“Panas, no son vainas mías. Por mí les dejase seguir haciendo lo que están haciendo. Tomen en cuenta que los he dejado hacer sabiendo que ustedes cumplirían, pero el presidente me llamó a botón.  José Vicente Rangel puso la denuncia que les envuelve a ustedes y a mí me deja como en entredicho. Y yo también soy pana del presidente y debo cuidar ese status”.
           Se rascó la cabeza, como ordenando las ideas y, mostrando no estar convencido de lo que decía, continuó:
          -“Hagan algo, arrímense al mingo; por lo menos una oferta para calmar los ánimos, ustedes saben que aquí se anuncia lo que se va anunciar y luego todo el mundo se olvida”.
          Los tipos, que por supuesto nada tienen de tontos y bastante jugo le han sacado ya al negocito, aparecieron sonrientes y como muy animados a arrimar el hombro, hicieron su oferta, pero como ya dije, no para ya, porque los barcos que ahorita pudieran estar llenos ya tienen quienes por ellos esperan, sino para dentro de 25 días.
         Quizás esperan que, como tenemos muy mala memoria, para mediados de marzo, metidos como estaremos en la campaña electoral, a todo el mundo se le haya olvidado eso, empezando por el ministro y sus barcos sigan la ruta que ahora y antes han trazado.
            Tengo la impresión y debo ser sincero para demostrar mi mejor buena fe, que lo que más afecta al gobierno, pese la agresión, soberbia, saboteo y ambiciones del capital gringo, que se expresa con esa oferta o amenaza de golpe de Estado de Tyllerson, que al gobierno nuestro lo que más le afecta, no es la brújula, cuya aguja anda dando bandazos, sino la mala memoria. Si no hay memoria aquí, tampoco allá menos acullá.
          


No hay comentarios:

el magnicidio, sus causas y resultados. Rsto me hace recordar el asalto al tren deEntrada destacada

EL CULTOR Y MÚSICO SUCRENSE, JOSÉ JULIÁN VILLAFRANCA NECESITA URGENTE AYUDA

Por:  Aporrea.org  | Jueves, 18/10/2018 11:38 AM |  JOSÉ JULIÁN VILLAFRANCA Caracas, octubre 18 - El cultor, folklorista y mú...