domingo, 3 de junio de 2018

¡NI EL "GATO PARDO!" ¡QUÉ DISPARATE! MADURO NOMBRA A ARISTÓBULO COORDINADOR DEL GPP



                                          Por: ELIGIO DAMAS

          “El presidente de la República, Nicolás Maduro nombró como nuevo Coordinador Político del Gran Polo Patriótico (GPP), al ministro para las Comunas de Venezuela, Aristóbulo Istúriz.
            "Nombro como Coordinador Político del Gran Polo Patriótico, al compañero  Aristóbulo Istúriz".
             Todo el texto anterior está entre comillas y resaltado porque lo he tomado del diario Panorama de Maracaibo.
              Y al leerlo como automáticamente y casi por un lugar común, volví al Conde de Salinas, aquel de la novela “El Gato Pardo”, autoría del Conde de Lampedusa, donde el terrateniente y señor feudal, ante el avance de los cambios que trae aparejados el avance del capitalismo, propone a los suyos “cambiar para que nada cambie”. Incluso, estimuló a su sobrino Tancredi, un muchacho sin herencia, por el estado de ruina a que llegó su padre, a incorporarse a las fuerzas militares del cambio de Garibaldi. También una manera de poner el ancla en la situación que nacía.
            Pero el Conde de Salinas estaba dando muestras que leía bien los acontecimientos e intentaba acomodarse de acuerdo a los nuevos vientos. Era su conveniencia, ponía por delante sus intereses de clase.
            Maduro no. En veces pareciera que hubiese entrado en sintonía con lo que acontece, pero de inmediato se le va la onda, como esos radios que captan bien la señal por segundos, pero le entran ruidos molestos y ensordecedores.
           Elías Jaua, sobre quien acabamos de escribir, ha hecho un llamado a elecciones de las autoridades del partido y como paso previo ha pedido a quienes esos cargos ostentan los pongan a la orden. Eso, en lo formal pareciera una buena señal. Una muestra ha leído acertadamente; pero uno no sabe y tiene sus sospechas. https://www.aporrea.org/actualidad/a264153.html
          Al leer la noticia inserta en Panorama, que escuché por televisión pero por no haber estado atento no le di crédito, concluí que esta gente, empezando por Maduro no entiende o no quieren entender lo que demanda la gente. Parecieran en verdad poner por encima sus particulares intereses, que no van más allá de lo grupal, de los del universo nacional todo, empezando por quienes dentro del campo del cambio reclaman una nueva actitud. La propuesta de Jaua, desde lo formal, pareciera oponerse a lo que ahora hace Maduro, pero a nosotros, por lo que dijimos en artículo anterior, ambas están articuladas, en el empeño de repartirse las cuotas, como denunció Escalona y hacer cambios “para que nada cambie”.
          ¿Quién le ha dicho al presidente que él, aun siendo inapropiadamente también presidente del PSUV, cargo que sí debería renunciar, tiene y debe tener facultades para nombrarle a GPP un coordinador? Pudiera entender que sí un enlace entre este y el gobierno pero no una autoridad a aquel como ha venido sucediendo. ¡Esa es una de las tantas cosas por cambiar!
          Pero lo peor no es eso. Sino que los integrantes del bloque de aliados, no sé si la palabra es adecuada o sería mejor llamarles “apoyadores”, callan ante tal atropello, negación de sus derechos y aceptar se les trate como unos simples subalternos o empleados del gobierno.¿ Si eso se ha venido haciendo desde años atrás y siempre fue inadecuado, pero para más señas, los tiempos han cambiado y hay un arrume enorme de demandas de cambio y de esas son las más fáciles y expeditas, por qué no se procede en consecuencia? Pero pese esto último, esa gente no entiende. El GPP y los partidos no pueden dejarse maniatar por el gobierno y este no puede seguir abusando de su poder para seguir haciéndolo.
         ¿Si se reclama a voz en cuello el derecho a lo participativo y sobre todo protagónico, por qué se pretende continuar con los organismos por el cambio pertinentes para manejar la relación entre el pueblo, o las masas para decirlo en una palabra que más gusta a muchos que en ellas no creen,    y el gobierno, atados al botalón de éste? Entonces la promesa del cambio, del volver a empezar y corregir, “lo que haya que corregir”, es una farsa.
         Uno hasta entiende Maduro pretenda seguir en eso. Es el aparato del Estado que lo atrapa y le dicta en secreto, hasta desde el fondo de las tripas de la almohada que siga como viene. Es la naturaleza del Estado y su capacidad para imponer su ritmo inercial y su cultura. Es el viejo Estado, pero vivo que se resiste. Podría ser un preso quien habla y además necesita nuestra ayuda para liberarse ¿Pero cómo entender que los partidos miembros del GPP, hasta el mismo PSUV, acepten tamaño disparate, que lo es porque consiste en una de las primeras cosas por la que se reclama cambie? Léase la literatura escrita, desde que aquellos audaces hablaron de “Hiperliderazgo”, para rebobinar sobre el reclamo hasta desesperado.
           Pero también, es evidente que el reclamo de Escalona, quien cree que casi sin excepción, si a esos miembros del Consejo de Ministros se le sometiese al juicio popular, alguno pudiera no ser reprobado. Y Aristóbulo lleva años en eso. Con el vagón lleno de su gente de aquí para allá. Tanto que en un solo año hasta ha ocupado varios cargos distintos y con su carga atrás. Esa cuota de la cual habló Escalona, refiriéndose a todo el tren ministerial. Todavía en Anzoátegui esperamos que el Ministerio Público aclare el misterio que se cierne sobre el señor Jonathan Marín, ex alcalde de Guanta, acusado públicamente de oscuros negocios, lo que pareció admitir cuando huyó furtivamente, con la ayuda de un militar que entonces, por eso, fue detenido. Y le nombramos porque fue público como Istúriz, siendo candidato a Gobernador, contienda en la que además fue derrotado, se exhibió al lado de aquél, pese las protestas de muchos, lo que dio y sigue dando origen a muchas interrogantes que esperan por respuestas.
            Hay quienes mal leen porque no saben hacerlo. Una vaina es reproducir mentalmente o con sonidos una frase y otra entenderla. Pero también hay quienes respondiendo a sus deseos interpretan los mensajes a su conveniencia. Esos pudieran saber leer pero no les da la gana admitir lo que les dice o demanda porque contradice sus intereses. Hay poetas que suelen decir, que cada quien entienda lo allí escrito a su manera. Es su derecho a la creatividad, la del lector y la poesía no es una cadena, dogal o grillo. Pero cuando se trata de los intereses populares, por el cambio y avance social, hay que acertar en el diagnóstico y sobre todo actuar conforme al mismo. Nada de una cosa por aquí y otra por allá.
           ¿Por ejemplo, los partidos, o mejor sus representantes del GPP, leen el reclamo popular acerca del cambio, como el relativo a la relación entre ellos y el gobierno, tal como lo hace Maduro? Eso parece difícil de entender. Porque ellos son la representación popular más cerca le llega Estado y sin pertenecer a éste y siendo así no pueden permitir le imponga jefatura. Justamente a quien hay que cambiar. Pudiera designar el presidente, como ya dije, a alguien que sirva de enlace entre aquéllos y el Estado, pero nunca lo que ha hecho Maduro. A menos que, deliberadamente, por razones tan oscuras que uno no puede ver, como que la luz es insuficiente, hayan acordado dejar todo como estaba, pero eso sí, haciendo el aguaje que estarían cambiando.
            La juventud está llamada a comprender dentro de este complicado proceso, que si algo bueno tiene es la enorme enseñanza que nos va  dejando, como es de complicado el cambio que, quienes deben promoverlo, son los primeros en resistirse.
          
           

No hay comentarios:

el magnicidio, sus causas y resultados. Rsto me hace recordar el asalto al tren deEntrada destacada

EL CULTOR Y MÚSICO SUCRENSE, JOSÉ JULIÁN VILLAFRANCA NECESITA URGENTE AYUDA

Por:  Aporrea.org  | Jueves, 18/10/2018 11:38 AM |  JOSÉ JULIÁN VILLAFRANCA Caracas, octubre 18 - El cultor, folklorista y mú...